El espiritismo en Puerto Rico ha sido conceptualizado de manera homogénea por la mayor parte de los científicos sociales, creando esto una serie de ideas falsas en torno a la práctica de este sistema en Puerto Rico. Lo correcto es hablar de tipos de espiritismo o movimientos espiritistas debido a que este sistema comprende una gran variedad de manifestaciones, adaptaciones y sincretizaciones.

Este capítulo explora lo que podemos llamar el espiritismo puertorriqueño desde cinco manifestaciones o movimientos significativos . Es por eso que, cuando hablamos del espiritismo tenemos que hacerlo en plural . Nuestra discusión recalcará la necesidad de una perspectiva histórica-social para entender el origen de los movimientos espiritistas que discutiremos. Comenzaremos describiendo el espiritismo francés de Allan Kardec.

El espiritismo francés de Allan Kardec

El fundador del espiritismo fue un educador francés conocido como León Hipólito Denizard Rivail (1804-1869). Trabajó como profesor de ciencia y educación. Escribió libros sobre aritmética, química y métodos de educación (Pérez García, 1986). Adoptó el nombre de Allan Kardec al recibir la revelación de que en una vida anterior había sido sacerdote.

Alrededor de los años 1850, Kardec se interesa por los fenómenos psíquicos de mesas giratorias y sonidos producidos por supuestas entidades espirituales. También, empezó a participar en reuniones en donde personas se comunicaban con espíritus y ofrecían mensajes sobre la vida espiritual. Los espíritus que se comunicaban a través de los médiums respondían a las preguntas de Kardec, y de esta forma éste fue recopilando lo que llamó la filosofía y ciencia espiritista. Como resultado de estas comunicaciones, Kardec escribió los siguientes libros: El libro de los espíritus (1857), El libro de los médiums (1861), El evangelio según el espiritismo (1864), El cielo y el infierno o la justicia divina (1865), entre otros.

Como principio fundamental, el espiritismo sostiene que los espíritus de los muertos continúan participando en la vida de aquellos que conocieron en el “mundo material”, y esta influencia puede ser de carácter positivo o negativo dependiendo del progreso espiritual de esos espíritus. Es por esa razón que Kardec menciona tres grupos principales de espíritus: los espíritus de luz o puros, los espiritus buenos y los espíritus imperfectos o ignorantes. Los espíritus de luz y los espíritus buenos contribuyen al desarrollo personal del individuo y están orientados a realizar el bien. Los espíritus ignorantes tienen una influencia negativa en los seres humanos debido a que prefieren hacer el mal y disfrutan de crear situaciones problemáticas. Estos espíritus ignorantes pueden contribuir a que una persona sufra de un disturbio emocional o de una enfermedad física.

El espiritismo también sostiene que el ser humano necesita reencarnar para superar las limitaciones que posee. Una sola vida no es suficiente para librar al espíritu de sus imperfecciones y por lo tanto, es necesario vivir una serie de existencias por medio de las cuales vamos acercándonos a la perfección. Se reencarna tantas veces como lo necesite el espíritu. Nuestros conflictos y problemas del presente están profundamente determinados por nuestras acciones en vidas pasadas.

Los espiritistas también creen que, antes de nacer, el espíritu puede elegir pasar por una serie de problemas, sufrimientos y enfermedades con el objetivo de pagar una deuda espiritual de una vida pasada. A estas experiencias se les conoce como “pruebas”. Si la persona sufre su prueba con resignación , purificará su espíritu de las imperfecciones morales.

Al nacer, a cada persona se le asigna un guía espiritual, el cual se encargará de proteger a las personas en las situaciones peligrosas que se presenten. Además, algunos espíritus se sienten atraídos hacia personas que tienen características similares a ellos.

La comunicación entre los espíritus y los seres humanos es el eje principal del sistema espiritista. Los individuos que tienen la capacidad de comunicarse con el mundo espiritual se conocen como médiums. Ellos son intermediarios entre el mundo material y el mundo espiritual. En teoría, toda persona es potencialmente un médium porque serlo es considerado una capacidad natural e intrínseca al ser humano. Para convertirse en médium el individuo tiene que envolverse en un proceso llamado “desarrollo de facultades”. Las “facultades” son las diferentes capacidades que un médium puede desarrollar tales como predecir el futuro, leer el pensamiento (telepatía), sanar enfermedades, escuchar las voces de los espíritus, entre otras.

El espiritismo no cree en la existencia independiente del diablo ni en el infierno, y considera que el mal es producto de las actividades de los espíritus ignorantes.

En resumen, las principales creencias del espiritismo son las siguientes:

1. Una inteligencia superior, Dios

2. La reencarnación

3. Pluralidad de mundos

4. Cumunicación de los espíritus encarnados con los espíritus desencarnados

5. Para el espiritismo Cristo es un espíritu de gran evolución.

6. El espíritu progresa y evoluciona por medio de las obras de caridad y el grado de amor que profese hacia los demás.

En mi trabajo de campo he podido identificar cinco principales movimientos espiritistas: el espiritismo folclórico, el espiritismo kardeciano, trincadismo, el movimiento evangélico-espiritista y el santerismo (sincretismo de espiritismo y santería). A continuación describiré cada movimiento recalcando las diferencias significativas entre ellos. Antes de presentar este análisis, ofreceré un breve recuento del desarrollo del espiritismo en Puerto Rico.

Historia del Espiritismo en Puerto Rico

El espiritismo fue introducido en Puerto Rico durante la segunda mitad del siglo 19 (Cruz Monclova, 1952; Koss, 1977a). Para ese tiempo Puerto Rico era una colonia de España, y la religión oficial era el Catolicismo. El ambiente político se caracterizaba por la represión de los derechos civiles. Sin embargo, un buen número de puertorriqueños de clase media tuvo la oportunidad de ir a estudiar a Europa y allí fueron influenciados por los libros de un educador y filósofo francés que escribía bajo el seudónimo de Allan Kardec (1804-1869). A Kardec se le considera el padre del espiritismo debido a que fue responsable de recopilar la doctrina espiritista en una serie de libros. Al regresar este grupo de intelectuales puertorriqueños, empieza a propagarse el ideal espiritista en la Isla.

Las obras espiritistas tales como el Libro de los Espíritus y el Libro de los Médiums adquirieron mucha popularidad entre la comunidad intelectual puertorriqueña básicamente porque en ellas se predica el ideal de igualdad y justicia social. Algunos líderes puertorriqueños como Rosendo Matienzo Cintrón y Manuel Corchado y Juarbe se interesaron por la filosofía espiritista e hicieron referencias a la doctrina espiritista en sus discursos dirigidos a la comunidad puertorriqueña.

Al principio, los grupos espiritistas tuvieron que organizarse secretamente porque el gobierno español pensaba que estaban afiliados a grupos revolucionarios. Debido a esto, algunos espiritistas fueron perseguidos y arrestados por el gobierno español (Yañez, 1963). Los periódicos del país publicaron artículos en donde el espiritismo se describía como “un cáncer social abominable” y causante de enfermedades mentales. En el 1875 el Boletín Mercantil, un periódico del gobierno, reportaba que el espiritismo estaba “invadiendo” la Isla (Cruz Monclova, 1952, p.643). A los espiritistas se les negaba sacramentos tales como el bautismo y el matrimonio.

A pesar de la represión, el movimiento espiritista creció rápidamente y varios centros espiritistas fueron organizados en diferentes partes de la Isla. El primer centro espiritista se fundó en 1881 en el pueblo de Mayagüez, y se llamó Renacimiento. Este centro todavía continúa funcionando en la calle San Vicente del pueblo de Mayagüez. Durante las últimas dos décadas del siglo 19, los grupos espiritistas promovieron reformas en las áreas de la educación, la salud y la política. Como parte de estas reformas organizaron bibliotecas y publicaron un número significativo de periódicos. Los líderes espiritistas consideraban que el estudio del espiritismo era esencial para el crecimiento intelectual y moral de la comunidad puertorriqueña. En el 1873 Manuel Corchado y Juarbe presentó un proyecto en las Cortes Españolas recomendando que se estudiara el espiritismo en escuela secundaria (Rodríguez Escudero, 1978).

Los grupos espiritistas trabajaron también para mejorar los servicios de salud creando varios hospitales alrededor de la Isla. Se involucraron en la lucha por obtener reformas sociales y políticas. Por ejemplo, en 1888 un grupo de espiritistas envió delegados al Primer Congreso de Espiritistas celebrado en Barcelona con el propósito de condenar el abuso y la represión del gobierno español. Algunos líderes espiritistas como Matienzo Cintrón y Emeterio Bacon fueron también políticos prominentes que tenían el compromiso de lograr más libertad y justicia para los puertorriqueños.

En el 1898, Estados Unidos invade a Puerto Rico tomando posesión de la Isla. Este evento ocurrió seis meses después de que España le concediera un gobierno autónomo a la Isla. Bajo el domino de los Estados Unidos, Puerto Rico volvió a convertirse en una colonia oprimida.

El espiritismo continuó su crecimiento en la Isla, y en 1903 un grupo de espiritistas fundó la Federación de Espiritistas de Puerto Rico. Esta organización se dedicó a promulgar el espiritismo y promover la cohesión de los centros espiritistas. La Federación empezó a organizar convenciones anuales en las cuales los espiritistas ofrecían conferencias y discutían el desarrollo del Espiritismo en la Isla.

En el 1905, la Federación aprobó un comité con el propósito de organizar centros espiritistas en la Isla (Rodríguez-Escudero, 1978). Las recomendaciones desarrolladas por este comité fueron las siguientes:

1. En los centros se ofrecerán conferencias sobre temas psicológicos y morales.

2. Cada centro debe ser dirigido por personas competentes.

3. Los centros deben tener escuelas para la enseñanza de la escritura y la lectura.

4. Cada centro debe tratar de tener un hospital para el cuidado de los niños huérfanos y los ancianos.

5. Cada centro debe tener una biblioteca.

6. Los centros deben convertirse en escuelas basadas en principios racionalistas y laicos.

Como se puede apreciar, la Federación recalcaba la educación de los espiritistas y el principio de que el Espiritismo no debía ser prácticado como religión.

En el 1913, un dentista llamado Francisco Ponte se convirtió en el presidente de la Federación. Ponte es considerado el primer parapsicólogo puertorriqueño. Llevó a cabo varios experimentos con una médium y los reportó a la Sociedad Americana para la Investigación Psíquica.

Para el 1923, Ponte escribió que habían alrededor de 150 centros espiritistas en la Isla que estaban incorporados a la Federación. Sin embargo, algunos años más tarde la Federación empezó a experimentar una crisis administrativa debido a la falta de liderato y la indiferencia de los centros espiritistas hacia el pago de cuotas (Rodríguez-Escudero, 1978). La crisis de la Federación fue también producida por desacuerdos entre sus líderes en relación a la concepción del espiritismo como ciencia o como religión. Por ejemplo, de acuerdo a líderes espiritistas como Telesforo Andino (1937), el espiritismo debe ser concebido como la religión de la ciencia. Andino consideraba que la religión tenía una función positiva en el desarrollo de la humanidad. Por otro lado, William Colón (1955) creía que considerar el espiritismo como una doctrina religiosa estaba en contra de su carácter científico. Para Colón la religión es el mayor enemigo de la humanidad.

El espiritismo en Puerto Rico se inició como un movimiento de clase media dirigido por puertorriqueños intelectuales y de orientación académica. Ellos se interesaron en el espiritismo atraídos por un sistema filosófico que proveía una doctrina orientada al desarrollo social y moral del individuo. Sin embargo, existía otro grupo de puertorriqueños, generalmente de la clase pobre, que se interesaron en el espiritismo por razones diferentes. La clase pobre puertorriqueña encontró que el espiritismo se ocupa de temas pertinentes a sus vidas tales como el valor de sufrir con resignación. Kardec enfatizó en sus libros que en la vida hay pruebas que uno tiene que pasar con resignación para lograr la perfección moral. Esta idea era muy atractiva para un gran número de puertorriqueños que estaban tratando de encontrarle significado al régimen opresivo de España.

Otro elemento que promovió la aceptación del espiritismo en la clase pobre puertorriqueña fue su orientación cristiana. Kardec recalcó siempre que no existía ningún conflicto entre la Biblia y la filosofía espiritista. Mas aún, el escribió un libro sobre como la Biblia está de acuerdo con principios espiritistas tales como la reencarnación y la comunicación con los espíritus (El Evangelio Segun el Espiritismo). Relacionado a ésto tenemos que considerar que Kardec nunca consideró al espiritismo como una religión, lo cual tenía como resultado que los puertorriqueños no experimentaran disonancia en ser al mismo tiempo espiritistas y Católicos. Ellos no tenían que dejar de ser Católicos para convertirse en espiritistas. El hecho de que la Iglesia Católica acepte que es posible comunicarse con ángeles guardianes y santos facilitó la legitimación de las prácticas espiritistas entre los Católicos puertorriqueños.

Finalmente, uno de los mayores factores que contribuyeron a la popularidad del espiritismo en la clase pobre fue su énfasis en la realidad del mundo espiritual y en la necesidad de sacrificar la satisfacción y el placer para mantenernos enfocados en las metas espirituales.

Todos los factores mencionados anteriormente pueden ayudarnos a explicar por qué el espiritismo, en vez de permanecer como un movimiento de la clase media , empezó a ser practicado por la comunidad puertorriqueña no privilegiada para resolver sus problemas de salud. Este grupo de puertorriqueños empieza a practicar un espiritismo que no es el que predicaba Kardec en sus libros sino que integran al espiritismo elementos de la medicina folclórica conocida por ellos. Es decir, sincretizan al espiritismo con ideas del catolicismo popular, el curanderismo, la medicina de plantas y otras prácticas de sanación popular. El producto de esta sincretización es lo que llamo en este trabajo el espiritismo folclórico. Esta práctica espiritista es en cierta forma, una creación sociocultural que integra diversas tradiciones religiosas y culturales. A continuación describimos la práctica de este movimiento espiritista.

La práctica del espiritismo folclórico en Puerto Rico

El espiritismo folclórico es el movimiento espiritista más popular en Puerto Rico. Por esta razón, se le ha llamado al médium espiritista el “psiquiatra del pobre”. El evento más importante en la práctica del espiritismo folclórico es la “reunión” o “sesión”, que usualmente se celebra en un sitio llamado centro o templo espiritista. La mayor parte de los centros tienen una estructura física similar. Usualmente, el centro tiene una mesa larga cubierta con un mantel blanco. Esta mesa es ocupada por el líder del grupo y por los médiums que van a colaborar en el trabajo. En la mesa puede haber una copa de agua, flores, cigarros, estatuas de diferentes santos católicos, incienso y otro tipo de parafernalia. Generalmente, el centro está adornado con retratos de Cristo , la Virgen María y otras personalidades religiosas.

Usualmente la reunión espiritista empieza con la lectura del libro El Evangelio Según el Espiritismo. Otro libro que se usa es la Colección de Oraciones Escogidas de Allan Kardec, el cuál contiene oraciones para solicitar la presencia de los buenos espíritus, para la educación de los espíritus ignorantes, para la salud de los enfermos, entre otras. Además, en este período también se cantan himnos religiosos.

Después de esta etapa, los médiums se preparan para el “trabajo de causas”. Las causas son las acciones y las influencias de los espíritus ignorantes sobre un individuo. El trabajo de causas es un proceso que envuelve varias dimensiones. Primeramente, el médium identifica el problema del individuo clasificándolo en una de dos categorías o tipos de causas: material o espiritual. Cuando la causa es material el problema no es causado por la influencia de los espíritus, y, la mayor parte de las veces, los médiums refieren a la persona al médico. Ellos también pueden ofrecer un tratamiento basado en el uso de plantas medicinales. Cuando la causa es identificada como espiritual, el proceso de sanación se orienta a educar o darle luz al espíritu que es responsable del problema. El rol del médium es adivinar los síntomas que la persona está experimentando y que son causados por el espíritu. Después de haber hecho esto, el médium se prepara para ser poseído por el espíritu con el objetivo de que se produzca un diálogo entre el espíritu, los otros médiums y la persona afectada. A esta persona que tiene la causa espiritual se le conoce como el “encausado”.

El diálogo con el espíritu tiene dos funciones mayores. Una de ellas es que el espíritu exprese sus sentimientos hacia el encausado y de esta manera se tiene una idea de porqué el espíritu quiere hacerle daño. La segunda función del diálogo es educar o “darle luz” al espíritu ignorante para que no continúe haciéndole daño al encausado. Si el espíritu ignorante decide seguir el consejo de los médiums, entonces es llevado a unas escuelas espirituales en donde continuará recibiendo orientación con el propósito de que comprenda el valor de hacer el bien.

Otra de las actividades que se realizan en la reunión son los llamados “despojos”. El “despojo” es un ritual en donde el médium mueve sus manos alrededor de la persona con el objetivo de librar a la persona de “vibraciones negativas”. Para dar los despojos también se utiliza agua de florida, agua, plantas aromáticas y alcoholado. El médium cree que los espíritus ignorantes traen vibraciones negativas que afectan la salud física y mental de la persona. A través del despojo las vibraciones negativas son sustituidas por vibraciones positivas.

Después de haber trabajado las diferentes causas de los espíritus, la reunión espiritista generalmente se cierra con una oración llamada “Al finalizar la reunión”.

Lo anterior es un breve resumen de los principales eventos en una reunión espiritista llevada a cabo en centros que practican el espiritismo folclórico. Sin embargo, cada centro tiene una forma única de llevar a cabo la reunión.

Desarrollo de facultades

En esta sección discutiré lo que significa “desarrollo de facultades” dentro del espiritismo folclórico. De acuerdo a los médiums, la facultad es la capacidad de ser un instrumento o intermediario del mundo espiritual. Todo poder que tenga el médium está basado en su relación con los espíritus. Un médium, tratando de explicarme la naturaleza de la facultad, se comparó con un instrumento musical, un radar y un micrófono. Otro dijo que la facultad le pertenece a los espíritus porque el médium no tiene ningún poder.

Usualmente los médiums son clasificados de acuerdo a la clase de facultad que tienen. Por ejemplo, aquellos que ven los espíritus se llaman videntes y aquellos que oyen las voces de los espíritus se llaman auditivos. Los médiums sensitivos tienen la facultad de sentir la presencia de espíritus. Usualmente los médiums desarrollan más de una capacidad a medida que van adquiriendo experiencia.

¿Es la facultad una capacidad innata? La mayor parte de los médiums tienden a pensar que las facultades son innatas. Luisa señaló que los médiums nacen con algo diferente en el cerebro. Gela y Ernesto piensan que las facultades están latentes en el momento de nacer.

La noción de facultades innatas adquiere un nuevo significado cuando uno considera el concepto de reencarnación y el de vidas pasadas. Los mediums creen que las facultades no se reciben como regalo sino que son el producto del desarrollo espiritual en vidas pasadas. Aunque algunos médiums consideran que las facultades son un don de Dios, aclaran que trabajaron intensamente para obtenerlas.

¿Por qué algunas personas desarrollan sus facultades y otras no? Algunos médiums consideran que depende de la voluntad de Dios, el tipo de familia y ambiente social y la motivación para desarrollar las mismas. Otros piensan que esto es un gran misterio. Emiliano comparó la facultad con la inteligencia de una persona porque ambas necesitan nutrirse con factores ambientales para poder desarrollar y crecer. Similarmente, Peruchín declaró que las facultades son innatas pero que el médium necesita conocimiento y educación para poder desarrolarlas.

A medida que las facultades emergen, los médiums en desarrollo se envuelven en un proceso de aprendizaje que se da en un centro espiritista. Desarrollo de facultades es un proceso basado en aprender como controlar y regular la facultad o poder para que pueda ser utilizada en el bienestar de otros.

Educación en el centro espiritista

La reunión espiritista es un evento que envuelve tres procesos que son interdependientes: 1) a los participantes se les ayuda y orienta en relación a sus problemas particulares; 2) se educa a los espíritus ignorantes ; 3) y los mediums en desarrollo tienen la oportunidad de aprender una serie de destrezas. Para los médiums en desarrollo la reunión espiritista provee un espacio seguro en el cual pueden explorar el mundo espiritual bajo la orientación de personas que conocen este mundo.

Los mediums se refieren al desarrollo de facultades como un proceso de educación. Por ejemplo, Mayo declaró que el médium que va a desarrollar facultades pasa por un proceso similar al niño que va a la escuela.

Al principio, los médiums en desarrollo tienen dudas sobre la realidad de su comunicación con los espíritus. No están seguros de si la información que reciben en la reunión espiritista viene de los espíritus o es creación de sus mentes. Debido a esto, tienen miedo de participar en las reuniones. Los médiums que están a cargo de la sesión les piden que no se resistan a compartir lo que han recibido del mundo espiritual. A medida que van obteniendo retroalimentación positiva sobre sus intervenciones, los médiums en desarrollo empiezan a tener fe en sus facultades.

La educación de los médiums en desarrollo recalca que es a través de la práctica y la observación que uno adquiere las destrezas necesarias para ser un médium efectivo.

El desarrollo de facultades consiste de varias destrezas. Primero, los médiums tienen que aprender a discriminar entre los espíritus buenos y los ignorantes, basados en el tipo de fluído o vibración que están recibiendo. Esto es esencial en la práctica de la mediumnidad porque el no poder discriminar entre los espíritus puede llevar al médium a seguir las recomendaciones de los ignorantes.

La mayor parte de los médiums describieron los fluídos de los espíritus ignorantes como calientes, pesados y desagradables. El fluído de un espíritu ignorante produce síntomas físicos como dolores de cabeza, estómago y de espaldas. Si el espíritu murió de una enfermedad, el médium sentirá los síntomas de la misma. Por el contrario, los fluídos de los buenos espíritus son descritos como fríos, placenteros, refrescantes y armoniosos.

Otro paso importante en el desarrollo de facultades es aprender a concentrarse. Los médiums describen esta destreza como ser capaz de olvidarse de las cosas materiales y concentrarse en la reunión. A los médiums se les pide “unión de pensamientos” para que puedan comunicarse con el mundo espiritual. Para facilitar la concentración se utilizan las oraciones y la música.

Después que el médium aprende a concentrarse y a percibir los fluídos, el médium se prepara para “pasar los espíritus”. Ninguno de los médiums en este estudio utilizó la palabra “posesión” para describir esta experiencia. El concepto de posesión tiene una concepción negativa para ellos porque lo relacionan con el demonio. Para los médiums, no es posesión lo que ocurre cuando están en trance ya que tienen control sobre la experiencia.

El pasar un espíritu requiere que el médium aprenda a entrar en trance. Dependiendo del tipo de trance que experimentan, los médiums se clasifican en tres tipos: conscientes, semi-conscientes e inconscientes. Los médiums conscientes son los que recuerdan todo lo que el espíritu ha dicho a través de ellos. Los médiums semi-conscientes recuerdan parte de la comunicación espiritual. Los médiums inconscientes no recuerdan nada o muy poco del mensaje dado por el espíritu a través de ellos.

Algunos prefieren ser inconscientes porque consideran que la comunicación no va a estar contaminada por factores personales y de esta manera será más válida y confiable. Sin embargo, el ser un médium inconsciente tiene la desventaja de que se tiene menos control del trance y de las expresiones del espíritu. Debido a esto se corre el riesgo de ser manipulado por los espíritus ignorantes.

Los médiums conscientes tienen mayor control sobre la conducta y las expresiones del espíritu, pero pueden contaminar la comunicación con sus deseos y sentimientos. Debido a que están conscientes experimentan más dudas en relación a la autenticidad de lo que están recibiendo.

Todos los médiums, sean conscientes o inconscientes, deben aprender a tener control sobre el estado de trance. El desarrollar esta destreza les permite regular los movimientos físicos, el vocabulario del espíritu y la conducta de trance en general. Por ejemplo, el médium debe aprender a no caerse al piso cuando está en trance y a no expresar los impulsos agresivos del espíritu que se está comunicando. Para ejemplificar este punto, uno de los médiums contó la historia de un médium en desarrollo que al ser poseído por un espíritu ignorante salió del centro y buscó un cuchillo para matarse.

Otro aspecto importante de la educación de los médiums es la identificación y familiaridad con los guías espirituales. En relación a esto, Juanita expresó: “Un médium tiene que reconcer sus guías como una madre reconoce a sus hijos”. Además del guía principal, el médium, a medida que va desarrollando facultades, puede tener otros espíritus que pueden facilitarle su trabajo.

Otra destreza que deben aprender los médiums en desarrollo es a “trabajar las causas” y educar los espíritus ignorantes. Los médiums tienen que aprender a interrogar a los espíritus ignorantes que se comunican a través de otros médiums. Deben también aprender a remover los fluídos negativos que dejan los espíritus ignorantes. Cuando trabaja las causas de otras personas debe tener mucho cuidado porque podría ser afectado por las mismas.

Los mediums en desarrollo deben también interpretar las “evidencias” (revelaciones) que reciben del mundo espiritual. En la reunión espiritista los médiums en desarrollo aprenden a darle significado a las evidencias y a compartir este significado con las personas de forma sensitiva. Hay que aprender a distinguir entre una evidencia que puede ser compartida y otra que debe mantenerse en secreto. A través de una evidencia un médium puede saber cosas muy íntimas de una persona que no deben ser reveladas en público. La confidencialidad es un elemento importante en el trabajo del médium.

En general , el desarrollo de facultades es un proceso en el cual el médium aprende a tener control sobre el estado de trance, siendo capaz de comunicarse con los espíritus. Los médiums en desarrollo aprenden a ser receptivos al mundo espiritual e interpretar de forma efectiva las evidencias que reciben.

La práctica del espiritismo kardeciano

El espirirismo kardeciano puede ser definido como aquel tipo de espiritismo que se practica en Puerto Rico conservando en su forma más pura las enseñanzas de Allan Kardec, con muy poco o ningún sincretismo con doctrinas religiosas. La mayor parte de los espiritistas que practican este tipo de espiritismo son de clase media y tienen una orientación académica-intelectual hacia la práctica de este sistema.

Los espiritistas kardecianos están especialmente interesados en seguir la concepción del espiritismo como ciencia y sistema filosófico . Kardec define el espiritismo como la ciencia que estudia la naturaleza, origen y destino de los espíritus y sus relaciones con el mundo corporal. Como sistema filosófico el espiritismo enfatiza las consecuencias morales que se derivan de estas relaciones.

De acuerdo a Kardec, el espiritismo es científico porque su objeto de estudio (el mundo espiritual y la mediumnidad) es susceptible de ser analizado y controlado a través de la aplicación de una metodología rigurosa y precisa. Kardec argumenta que por medio del estudio del espiritismo es posible conocer nuestro origen y destino, obteniendo respuestas sobre el porqué estamos en el planeta Tierra. Uno puede lograr este conocimiento guiándose por la razón y la lógica .

Kardec considera que, para ser científico, el espiritismo no puede concebirse como una religión debido a que el conocimiento religioso se basa en una fe no racional y en dogmas. En general, Kardec propone que los espiritistas estudien y realicen investigaciones sobre el origen, la naturaleza y el destino de los espíritus, y las relaciones entre el mundo material y el espiritual.

Desde comienzos de siglo existía una organización espiritista en Puerto Rico llamada la Federacion Espiritista, la cual promovía la práctica del Espiritismo Kardeciano. Sin embargo, un gran número de centros afiliados a la Federación practicaban el espiritismo folclórico. Debido a ésto existían dos grupos principales en la Federación: aquel compuesto por espiritistas que deseaban practicar un espiritismo a lo Kardec y el que quería practicar un tipo de espiritismo sincretizado con creencias de sanación folklórica (Rodríguez Escudero, 1978).

Esta tensión llegó al punto en que, en el 1977, un grupo de espiritistas en desacuerdo con la “orientación religiosa” de la Federación creó una nueva organización llamada Consejo Espírita de Relaciones de Puerto Rico , mejor conocida como la Confederación Espiritista, la cual está afiliada a una asociación internacional de espiritistas. La Confederación empezó a publicar una revista llamada Puerto Rico Espírita, cuyo propósito principal era promover el desarrollo del espiritismo kardeciano. El espiritismo kardeciano es practicado por varios grupos espiritistas a través de la Isla, pero hay cuatro grupos que son bien conocidos: el Centro Lumen (Ponce), el Centro Renacimiento (Mayagüez), la Casa de las Almas (Santurce) y los centros de la Escuela de Consejo Moral. La Escuelas de Consejo Moral fueron fundadas por Silvestre Falgas Ayala (1843-1924). En Puerto Rico se han establecido diecisiete(17) escuelas basadas en este movimiento. También, existen centros en los Estados Unidos. En este movimiento espiritista se recalca la enseñanza y la moral espiritista desde una perspectiva kardeciana.

Como producto de mis observaciones en varios centros kardecianos, he identificado una serie de características que distinguen este tipo de espiritismo de los demás. Primeramente, estos grupos enfatizan el estudio del espiritismo por medio de lecturas de libros espiritistas. Los líderes de estos grupos usualmente conocen la literatura espiritista y también son versados en parapsicología e hipnotismo.

Estos centros espiritistas tienen usualmente un espacio para una biblioteca, la cual contiene libros sobre espiritismo y tópicos relacionados. Uno de estos centros tiene una biblioteca de alrededor de trescientos libros sobre espiritismo. Estos centros también venden libros espiritistas a clientes y miembros.

Debido al enfásis en el estudio del espiritismo estos grupos tienen días designados para presentaciones y clases sobre espiritismo. Algunas veces tienen invitados especiales que disertan sobre asuntos relacionados al espiritismo.

Dos de estos centros espiritistas tienen cursos organizados sobre el espiritismo como ciencia y el desarrollo de la médiumnidad. Uno de estos centros desarrolló un curso de tres meses que incluye los siguientes temas: un análisis histórico del espiritismo en Europa, espiritualismo, parapsicología, hipnotismo, magnetismo, yoga y meditación. Los otros centros espiritistas tienen clases semanales que incluyen temas tales como las diferentes clases de médium y la reencarnación.

Otro característica de este movimiento es su interés en rechazar la práctica del espiritismo como religión. En este sentido, siguen el consejo de Kardec de que el verdadero carácter del espiritismo se encuentra en su dimensión científica . Ellos creen que las características de la religión tales como la creencia en dogmas, la admisión de lo sobrenatural, la aceptación del conocimiento por fe y la adopción de rituales, están en contra de los verdaderos principios del espiritismo.

Sin embargo, es necesario mencionar que Kardec reconoció la naturaleza “religiosa” del espiritismo:

En un sentido filosófico el espiritismo es una religión porque es una doctrina que se fundamenta en los lazos de fraternidad y comunión de las leyes de la naturaleza. Nosotros declaramos que no es una religión porque solamente hay una palabra para expresar dos ideas diferentes y esta palabra es inseparable del culto. (1975, p. 53)

Los espiritistas kardecianos consideran que practican un espiritismo secular y racional. Esta orientación se manifiesta de diferentes maneras. Primeramente, los centros se llaman escuelas e institutos, en vez de templos. La estructura física de estos centros es similar a la de un salón de clases. No hay cuadros de santos católicos o de Jesús, pero si cuadros de Kardec y otros famosos líderes espiritistas. Muchos de estos centros no tienen la tradicional mesa blanca con la copa de agua que caracteriza al espiritismo folclórico. En estos centros no hay velas, incienso, flores, ni la parafernalia asociada con el espiritismo folclórico.

Los espiritistas kardecianos consideran que el uso de objetos rituales es signo de ignorancia y superstición. Los líderes de estos grupos rechazan todas las prácticas basadas en objetos rituales argumentando que el uso de éstos atrae a espíritus ignorantes debido a que los espíritus de luz no necesitan usar estos objetos para manifestarse. Además, ellos señalan que el uso de estos objetos estimula la dependencia en el médium porque para ayudar a otros necesita utilizar recursos externos. De acuerdo a los espiritistas kardecianos, el médium que utiliza objetos rituales es ignorante y supersticioso porque estos objetos no tienen ningún poder de sanación. Señalan que un buen médium debe aprender a ayudar a otros sin usar ningún tipo de objetos.

La organización y el desarrollo de las reuniones en los centros kardecianos es significativamente diferente de las reuniones de los centros folclóricos. En vez de usar oraciones, los espiritistas kardecianos usan meditaciones, técnicas de relajación, imaginería dirigida y música clásica con el objetivo de promover un estado de concentración.

La manifestación directa de los espíritus buenos e ignorantes a través de un médium no es un elemento central en la mayor parte de las reuniones del espiritismo kardeciano. Mas aún, uno de estos centros espiritistas prohibió las manifestaciones espirituales a través de un médium. Los líderes de este centro argumentaron que las manifestaciones de espirítus ignorantes representan un peligro para la salud del médium, y que estos espíritus pueden ser educados sin la necesidad de ser incorporados por un médium (Los espiritistas kardecianos utilizan la palabra incorporar para referirse a lo que en en el espiritismo folclórico se conoce como “pasar los espíritus”). Además, señalaron que la comunicación de los espirítus de luz no es necesaria debido a que todo está escrito en los libros. En vez de escuchar a los espíritus que no necesariamente están evolucionados, los líderes de este centro mencionaron que uno puede aprender de una conferencia dictada por un invitado especial. Uno de los líderes del centro, que no era miembro cuando la decisión fue tomada, me manifesto que el resultado de esta decisión fue que la mayor parte de los médiums abandonó el centro.

A pesar de que esta posición particular dentro del espiritismo kardeciano es una radical, la tendencia en la mayor parte de estos centros es no recalcar la manifestación de los espíritus. A la mayor parte de los médiums se les dice que se comuniquen con los espíritus utilizando sus mentes en vez de incorporarlos.

Trincadistas: Un grupo reciente de espiritistas en Puerto Rico

En los últimos años el movimiento trincadista se ha convertido en uno muy popular entre los espiritistas puertorriqueños (Rodríguez Escudero, 1978). Joaquín Trincado (1866-1935) fue un filósofo e ingeniero eléctrico de origen español que estableció su residencia en Argentina. Estando en desacuerdo con las ideas de Kardec, escribió varios libros con el propósito de expandir y corregir la doctrina del espiritismo. Trincado escribió cuarenta libros sobre espiritismo de los cuales catorce han sido publicados. Algunos de estos libros son: Jesús hombre y no Dios, El espiritismo estudiado, Conócete a ti mismo y Buscando a Dios. Comparados con los libros de Kardec, estos libros son difíciles de entender y parecen haber sido escritos para una elite intelectual.

La filosofía de Trincado es, en esencia, muy similar a la filosofía de Kardec. Trincado condenó el sincretismo del espiritismo con religión, recalcando el estudio del espiritismo como una filosofía y ciencia. El se consideró a sí mismo la reencarnación de Confucio, Moisés y Seth. En el 1911 fundó la Escuela Magnético Espiritual de la Comuna Universal, la cual está encargada de estudiar y propagar la filosofía espiritista.

Las ideas de Trincado se han extendido a diferentes pueblos de Puerto Rico, particularmente en Cabo Rojo, donde existen dos cátedras (este es el nombre que Trincado utiliza para llamar a los centros) con un gran número de adeptos, un programa radial y una revista para diseminar los principios del Trincadismo.

La orientación de estas cátedras es muy similar a la del espiritismo kardeciano. Se recalca el estudio y el conocimiento del espiritismo como filosofía moral y disciplina científica. La manifestación de los espíritus ignorantes recibe muy poco enfásis. Los trincadistas recalcan el que un médium no debe identificar su guía espiritual porque esto lo envanecería. Ellos consideran que sus reuniones son básicamente una actividad social en donde las personas aprenden sobre la filosofía del espiritismo con el propósito de conocerse mejor y mejorar moralmente.

El movimiento evangélico espiritista

En mi trabajo de campo identifiqué cinco centros espiritistas que practican un tipo de espiritismo que no puede ser clasificado como kardeciano, folclórico o trincadista. Estos centros son similares en términos de su organización social , la ejecución de servicios de sanación y la influencia significativa de la iglesia evangélica en su visión de mundo.

Para poder explicar al lector porqué creo que estos centros espiritistas representan otro tipo de espiritismo, describiré una reunión típica de este tipo de centro. Lo primero que observé fue un letrero a la entrada del centro que decía: Iglesia Discípulos de San Pablo-Espiritistas Cristianos. Nunca había visto la palabra “iglesia” en el nombre de los centros espiritistas. La mayoría de los centros folclóricos usan la palabra centro o templo para identificar los lugares en donde practican el espiritismo, mientras que los centros kardecianos usan la palabra escuela.

Esta iglesia espiritista tiene un edificio moderno de concreto, en el cual se pueden acomodar alrededor de 300 personas. Además, tiene pequeños salones separados en los cuáles las actividades de sanación se pueden llevar a cabo . La iglesia tiene también una cafetería en la cual los visitantes y miembros pueden almorzar durante el tiempo de receso. Cerca del edificio principal, hay otra estructura inmensa en la cual se ofrecen las clases bíblicas. Esta iglesia espiritista ha fundado otras dos iglesias y el líder está en el proceso de construir otra.

De acuerdo a sus líderes esta iglesia espiritista tiene alrededor de 300 miembros y 100 médiums. En la reunión a la cual asistí habían alrededor de 200 personas. Al frente del salón, había una estatua de Cristo en la cruz y una pintura de muchos ángeles en un cielo azul. También, había una inscripción que leía de la siguiente manera: “Hacia Dios a través de San Pablo”. Cerca de 60 médiums estaban sentados a ambos lados del altar.

La reunión se inició con un extenso mensaje espiritual ofrecido por uno de los líderes. Ella también leyó varios pasajes de la Biblia. El contenido de los mensajes era esencialmente evangélico en su naturaleza. Se enfatizó la venida de Cristo y se repitió constantemente la palabra “aleluya”. En algunas ocasiones parecía que estaba hablando en lenguas. Varias veces en su mensaje advirtió a la audiencia sobre la realidad del Diablo. Habló por alrededor de más de una hora sin mencionar la palabra espiritismo o alguna idea relacionado al mismo.

La próxima etapa de la reunión fue el trabajo “fenoménico” en la cual los espirítus ignorantes fueron “reprendidos”. En mi experiencia esta expresión se utiliza mayormente por miembros de la religión Pentecostal pero no en centros espiritistas tradicionales. Como señalé anteriormente, en el espiritismo folclórico a los espíritus se les instruye, se les educa y se les ilumina pero no se les “reprende”.

Para el trabajo fenoménico, algunos miembros trajeron una mesa con un mantel blanco y la pusieron al frente del salón. Alrededor de seis personas se sentaron al frente de la mesa. Se llamó a una persona del público y ésta se paró al frente de uno de los médiums que estaban en la mesa. El médium cayó en trance y através de él se manifestó un espíritu ignorante que estaba causándole problemas al individuo. Al espíritu se le dijo que dejara a la persona en paz. En alrededor de dos o tres minutos al espíritu se le convenció para que desistiera de hacerle daño al individuo. Un procedimiento similar se utilizó con otros cinco espíritus que se manifestaron en otros médiums. A los espíritus no se les preguntó en relación a su identidad o las razones que tenían para hacerle daño a la persona. Esta etapa duró aproximadamente quince minutos. Después de esto, se llevaron la mesa del salón.

Seguidamente, se tomó un receso de media hora. La reunión continuó con la presentación de testimonios religiosos por varios miembros del grupo. Después, se dividió la audiencia en pequeños grupos. Cada grupo pasó a un cuarto diferente. En esos cuartos se llevaron a cabo actividades de sanación usando principalmente el ritual de “imposición de manos”. La mayor parte de los sanadores invocaron al Espíritu Santo en el proceso de prepararse para ayudar a la persona.

Además de mi trabajo en este centro, realicé observaciones en otros centros que siguen un modelo similar en la práctica del espiritismo. He identificado una serie de características que poseen los mismos y que los hacen diferentes a otros movimientos espiritistas. Primero, la mayor parte de ellos tienen una membresía regular de más de 100 médiums. En dos de estos centros los líderes me señalaron que tenían más de 100 médiums activos. Sin embargo, lo que se considera ser un médium en estos centros difiere significativamente de otros centros espiritistas. Por ejemplo, en estas iglesias espiritistas los miembros no necesariamente tienen que pasar los espíritus o tener cualquier tipo de comunicación con ellos para que sean considerados médiums. Una persona se convierte en médium si obtiene cierto grado de conocimiento sobre la Biblia. Además, aquellos miembros que tienen la capacidad de ser poseidos por el Espíritu Santo son considerados médiums.

Segundo, estos centros han sido influenciados fuertemente por la iglesia pentecostal y católica. Esta influencia permea todas sus mayores actividades. Estos centros ofrecen clases bíblicas todas las semanas . En estas clases no se hace referencia a los libros de Kardec ni a otros libros espiritistas. En la biblioteca de uno de estos centros, la mayoría de los libros no era sobre espiritismo. También, este centro publicaba un periódico que no hacía referencia al espiritismo en sus páginas. Los miembros describieron el centro como uno de carácter esotérico y bíblico.

En estos centros espiritistas, la Biblia es usada como el principal libro de instrucción en vez del Evangelio Según el Espiritismo. Los miembros llaman a sus líderes “reverendos” en vez de “presidentes”. Estos centros ofrecen bautismos a sus miembros, los cuales se llevan a cabo en los ríos y las playas. Además, llevan a cabo procesiones religiosas en la Semana Santa. En sus sermones recalcan la necesidad de la conversión religiosa para poder ser salvados por Dios.

El trabajo de causas no se recalca o no está presente en estas iglesias espiritistas. Le dan una gran importancia a las enseñanzas espirituales ofrecidas por el director y otros médiums.

Estas iglesias espiritistas están registradas en el Departamento de Estado. Algunas de ellas han crecido inmensamente en términos de su poder económico. Por ejemplo, una de estas iglesias tiene un supermercado, una cafetería, un dispensario médico y una ferretería. Tienen una organización extremadamente eficiente con capítulos en diferentes pueblos de la Isla.

Considero que el movimiento de las iglesias espiritistas tiene todas las características de una secta religiosa estable en contraste con los otros movimientos espiritistas. Solo hay un estudio en toda la literatura sobre el espiritismo que describe las actividades de una de estas iglesias espiritistas (Saavedra de Roca, 1969).

Santerismo: La sincretización entre el espiritismo y la santería

En Puerto Rico se practica el espiritismo folclórico sincretizado con el sistema afrocubano conocido como santería, la cual a su vez es producto de un proceso de sincretismo entre la religión de los Yorubas y la Católica (Brandon, 1993; Sánchez, 1978; Sandoval, 1979). En la práctica del santerismo, se integran ideas de la santería al sistema espiritista.

El sistema de creencias de la santería ha sido descrito en varios estudios (González-Wippler, 1976; Martínez & Wetli, 1982; Sandoval, 1977; Santiago, 1993). De acuerdo a la santería, cada individuo tiene muchos orichas o santos que lo ayudan y lo protegen del peligro. El oricha es producto de la identificación entre el dios Yoruba y el santo Católico. El sistema de la santería se describe con detalles en el próximo capítulo.

Los movimientos espiritistas y la diferenciación de clases sociales en Puerto Rico

El sistema de creencias y los valores de cada uno de estos movimentos espiritistas son afectados por factores de clase social y educación. Se ha encontrado que la clase social de un individuo determina hasta cierto grado sus valores en relación al control de emociones, orientación hacia el tiempo, resolución de problemas y conducta religiosa (Riesman, Cohen & Pearl, 1964). Como declara Kohn (1964):

Los miembros de diferentes clases sociales por virtud de disfrutar (o sufrir) diferentes condiciones de vida tienden a ver el mundo de manera diferente, a desarrollar diferentes concepciones de la realidad social ….. y diferentes concepciones de lo deseable (p. 159-160)

Por otro lado, la educación del individuo puede influenciar su atracción hacia determinado movimiento espiritista. La escuela siempre ha sido uno de los medios através de los cuales se transmiten los valores de una cultura. Los seguidores del espiritismo científico son usualmente individuos de clase media alta que recalcan valores tales como independencia, auto-determinación y auto-control. Esta ideología de clase media dirige la práctica del espiritismo científico.

El espiritista que emerge de esta ideología de clase media prefiere el trance consciente el cual le permite tener más control de las manifestaciones espirituales. Cosidera que la utilización de los objetos rituales es producto de la ignorancia y la superstición. Además, recalca el uso de conceptos “científicos” en vez de conceptos folclóricos. Por ejemplo, prefiere hablar de des-obsesión en vez de “levantar la causa” y de “incorporar” en vez de “pasarlo”. Considera que el espiritismo es una ciencia y que es un error practicarlo como religión.

Conclusión

Hemos discutido estos movimientos como tipologías rígidas, sin embargo la realidad es que los mismos están en constante interacción y dinamismo. Por ejemplo, el espiritismo folclórico está integrando prácticas kardecianas y santeras en su práctica. Las investigaciones que se lleven a cabo sobre el espiritismo deben enfocar las particularidades de cada uno de estos movimientos espiritistas y evitar hacer generalizaciones en relación a este sistema. Hablar del espiritismo en Puerto Rico solo hace sentido si se hace en el contexto de los movimientos que hemos presentado.

Posted by ideal on August 30, 2007
Tags Uncategorized

Total comments on this page: 0

How to read/write comments

Comments on specific paragraphs:

Click the icon to the right of a paragraph

  • If there are no prior comments there, a comment entry form will appear automatically
  • If there are already comments, you will see them and the form will be at the bottom of the thread

Comments on the page as a whole:

Click the icon to the right of the page title (works the same as paragraphs)

Comments Overview

Comments

No comments yet.

Sorry, the comment form is closed at this time.